Visita a Las Médulas

Vista típica de Las Médulas

Este fin de semana pudimos hacer una ruta turística que teníamos pendiente en la familia: ver Las Médulas. Teníamos ganas y más aún con ciertas raíces bercianas. Voy a comentar cuatro cosas importantes de la visita que puede ayudar a futuros visitantes.

Subida por el bosque hacia el mirador

Subida por el bosque hacia el mirador. Pulsar para agrandar.

Lo primero, es aconsejable no hacer la locura de ver el paraje en estas fechas de Agosto. Si se va por el valle, no corre aire y el calor hace mella. Y eso que este año parece que las temperaturas no son como siempre. Mejores fechas, en primavera y en otoño (muy aconsejable esta última por el color que dan los castaños).

Si se va con niños, se pueden llevar cochecitos. Las sendas principales están medio asfaltadas. Eso sí, recordad llevar el doble de agua que se pudiera tener pensado. Os podéis llevar sorpresas con las “inexistentes” fuentes.

Mapa del lugar con las diversas rutas a realizar.

Mapa del lugar con las diversas rutas a realizar. Pulsar para agrandar.

Obligada la subida al mirador. Con la masificación de visitantes se ha facilitado la llegada. Dejo una imagen de un mapa situado en plena ruta (a 200 metros del mirador) muy completo. Desde el pueblo de Orellán, hay aproximadamente un kilómetro y medio desde que se deja el coche. Nosotros iniciamos la visita desde el pueblo de Las Médulas y accedimos al mirador por una subida entre árboles que, aunque agotadora para los no acostumbrados a ciertos desniveles, es recomendable por la sombra y la variación en la ruta. Y si se puede, no pensar en coger los coches. Hay que disfrutar del paseo.

Nosotros fuimos con niños de entre 3 y un año y pasamos un buen día haciendo la visita en unas cuatro horas. Separándonos para hacer subidas y comiendo en la boca de una de las cuevas (no dentro, claro).

Vista panorámica del paraje antes de llegar al mirador. Pulsar para agrandar.

Vista panorámica del paraje antes de llegar al mirador. Pulsar para agrandar.

Vista panorámica de Las Médulas desde el mirador. Pulsar para agrandar.

Vista panorámica de Las Médulas desde el mirador. Pulsar para agrandar.

Aconsejo visitar la web de La Fundación Las Médulas para hacerse una idea del lugar (yo la historia la doy por sabida) y hacer parada en el centro de recepción de visitantes situado al final de pueblo de Las Médulas y preguntar. También se puede llamar con días de antelación si se pretende hacer una visita guiada en grupo. Y, mejor aún, si se conoce a alguien berciano… haced un poco de ingeniería social, ¡Pardiez!.

Vista de una de las Cuevas y lugar de nuestro almuerzo ;D.

Vista de una de las Cuevas y lugar de nuestro almuerzo ;D. Pulsar para agrandar.

Lo mejor de hacer estas rutas es pasarlo bien con los compañeros de caminata. Y el objetivo se cumplió con creces. A pensar en la del año que viene.